Museo del Jurásico de Asturias (MUJA)

Ver en el mapa

La sede del Museo del Jurásico –el gran centro paleontológico de Asturias–, ubicada en un paraje excepcional sobre la playa de La Griega, es un edificio espectacular con una llamativa forma de contra molde de huella tridáctila.
El Muja se levanta en un terreno alto desde el que descubrimos unas vistas magníficas del litoral oriental de la región. Se convierte en un mirador omnipresente del paisaje jurásico que hay a sus pies y que ha decidido catalogar y archivar. Así que el primer mérito del museo lo encontramos desde esta posición, en el exterior, contemplando la panorámica marítima que se abre a nuestros ojos.
Su singular arquitectura en forma de huella tridáctila le concede su segundo mérito y abre muchas expectativas más. Una vez dentro contrastamos que el interior es igual de espectacular, con espacios amplios y diáfanos en los que tiene cabida una era importante en la vida del planeta tierra: el Mesozoico, incluyendo el periodo Jurásico en el que habitaron los dinosaurios. Caminamos por sus pasarelas elevadas y quedamos prendados de las réplicas (una veintena) que llenan el espacio. La escena central representa a una pareja de tiranosaurios copulando. Superan los 12 metros de altura, y si tuvieran carne superarían las 10 toneladas de peso.

Museo de la Sidra

Ver en el mapa

Inaugurado por el Príncipe Felipe en 1996, el Museo de la Sidra tiene por objeto mostrar la rica tradición, el presente y futuro de la bebida asturiana por excelencia, la sidra, en toda la dimensión de su significado: histórico, cultural, económico, social y lúdico.
Mediante un sistema expositivo se pretende transmitir toda la información con respecto a la producción, consumo e historia de la sidra. El visitante, en un principio, se ilustra sobre la materia prima utilizada en la elaboración de la sidra: la manzana, para seguir, en un segundo apartado, los trabajos necesarios para la obtención del zumo.
El siguiente paso por el Museo es comprobar los distintos ambientes de la sidra: el «llagar» o bodega, el «chigre» o bar, los juegos tradicionales y el folclore.
Museo pequeño pero muy interesante y bien expuesto para que los niños no se aburran.

El Museo de la Minería y de la Industria

Ver en el mapa

Se encuentra en El Entrego, localidad perteneciente a San Martín del Rey Aurelio, uno de los concejos asturianos con mayor tradición minera. Es uno de los museos imprescindibles para conocer la Historia de Asturias.

Este enclave cultural supone un homenaje al «motor» principal del desarrollo asturiano. Con el carbón llegaron a Asturias la fabricación del hierro y el acero, la industria de armas, centrales térmicas, fábricas de zinc, sin olvidarnos de que el carbón dotó a Asturias de una amplia red de ferrocarriles y abrió los puertos marítimos y de montaña que la habían mantenido prácticamente aislada del resto de España.

El edificio principal está formado por un gran cuerpo central de forma cilíndrica donde destaca la torre del castillete, visible tanto desde el exterior como el interior y que mediante un ascensor o jaula conecta el Museo con la mina. Maquetas a tamaño real y escala «dan vida» al periodo del siglo XVI al XVIII.
Con utillaje real, se encuentran los aspectos más significativos del arranque y extracción del carbón, transporte interior, etc. Se accede a la mina mediante ascensor hidráulico (conocido en el argot minero como jaula), ubicado en el castillete. La visita a la mina se realiza en compañía de un monitor que explica a los visitantes todos los sistemas de entibación, máquinas, ventilación, etc. La visita impresiona.